Continuando con los operativos de prevención del delito y combate a la delincuencia por parte de la Policía Ministerial del Estado, en esta ocasión los investigadores se trasladaron a los municipios de Jesús María, San Francisco de los Romo y Pabellón de Arteaga, dando como resultado la detención de 11 sujetos que se drogaban en la vía pública, la detención de una persona por contar con una orden de aprehensión, así como descubrir que en el interior de una vivienda se encontraban dos jóvenes con parálisis cerebral infantil los cuales estaban en condiciones inhumanas por parte de los padres.

 

El recorrido dio inicio en el vecino municipio de Jesús María, donde habitantes de ese lugar, habían solicitado que los agentes investigadores llevaran a cabo este tipo de acciones policiales por lo que se revisaron las principales colonias y fraccionamientos tanto de la cabecera, como de las comunidades Margaritas y Paso Blanco, incluyendo bares y cantinas sin ningún inconveniente.

 

Posteriormente el convoy de unidades policiales, se dirigió al municipio de San Francisco de los Romo, donde conforme al plan de operaciones, las unidades se introdujeron a las diferentes colonia y calle por calle se llevaba a cabo la revisión de los transeúntes, así como vehículos con más de cuatro pasajeros, esto permitió que se detuviera a quien dijo llamarse Carlos Medina Díaz, toda vez que al momento de revisar en el sistema plataforma México, botó que contaba con una orden de aprehensión por el delito de robo calificado, por lo que fue subido a una de las patrullas y trasladado ante el Agente del Ministerio Público.

 

Posteriormente los agentes ministeriales se dirigieron a la zona de tolerancia, en el municipio de Pabellón de Arteaga, donde se solicitó a los asistentes a ese lugar que en sus mesas depositaran sus pertenencias y revisar sus identificaciones, comprobándose que no había problema alguno, por lo que se retiraron los investigadores a la cabecera municipal.

 

Ya en la ciudad, los agentes se dividieron en varias células, y comenzaron la revisión calle por calle de las colonias Cosmos, Solidaridad y Progreso, siendo en esta última, donde se detectó que a fuera de una casa marcada con el numero 339 de la calle Teodoro Olivares Sur, se encontraba un grupo de jóvenes los cuales ingerían bebidas embriagantes y algunos más se drogaban con solventes, por lo que al memento de pedir que se hincaran y no se movieran, uno de los ahí reunidos se introdujo al domicilio, por lo que un grupo de agentes se introdujo y le detuvieron en el interior de una de las recamaras.

 

Pero al momento de llevar a cabo la revisión del inmueble, se descubrió que en otra de las recamaras contiguas, se encontraban dos jóvenes recostados sobre unas camas, uno de ellos completamente desnudo de sexo masculino de 20 años y en otra cama una jovencita de 23 años respectivamente, comprobando que ambos padecían de parálisis cerebral infantil y vivían en medio de una inmundicia toda vez que había basura, desperdicios de comida, un bote con excremento, cerca de 14 gatos trastos de cocina con restos de comida y una seria de insectos que corrían por las paredes y cuerpos de los jóvenes recostados.

 

Debido a que el domicilio no contaba con el servicio de energía eléctrica, inmediatamente se solicitó la presencia del Agente del Ministerio Público y una ambulancia, cuyos paramédicos revisaron a los jóvenes los cuales tuvieron que ser trasladados al hospital de ese lugar para que les practicaran una revisión médica, toda vez que el estado de salud era de consideración.

 

En el lugar se detuvo a quien dijo ser el padre de los jóvenes Rogelio Quirós Vega de 44 años quien se encontraba bajo los efectos del alcohol, su hijo Ricardo de 17 años quien estaba bajo los efectos de los solventes y nueve personas más todas de sexo masculino, así como decomisarles envases de alcohol, latas de spray con la que se intoxicaban, un cuchillo y dos focos con residuos de droga conocida como cristal y varias bicicletas las cuales no pudieron acreditar propiedad.

 

Por su parte el AMP, solicitó que los detenidos fueron trasladados al edificio de Averiguaciones Previas, mientras que los jóvenes enfermos al hospital y pedir a los policías uniformados que colocaran una vigilancia en la casa.

 

Finalmente los detenidos quedaron a disposición de las fiscalías respectivas, mientras que los dos hermanos con su problema cerebral, fueron puestos a disposición del DIF Estatal, toda vez que se comprobó que los padres no pueden atenderlos debido a las condiciones de vida que les dan.

operativo pabellón

Be Sociable, Share!

Comentarios

comentarios

Posts Relacionados

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *